K-OIL

Aceite de corte.

K-OIL es una mezcla de aceites minerales con aditivos anticorrosivos, antiespumante y soluble en agua.

Descripción

K-OIL es una mezcla de aceites minerales con aditivos anticorrosivos, antiespumante y soluble en agua. Posee un extraordinario poder de lubricación y refrigerante evacuando rápidamente el calor producido por el rozamiento, permite un buen acabado evitando el efecto soldadura. Forma una emulsión homogénea y estable en cualquier tipo de agua, aunque se recomienda usar siempre agua de buena calidad. Tiene propiedades anticorrosivas, además de una baja formación de espuma que pueda entorpecer la visión de las piezas tratadas. Gracias a su gran poder refrigerante puede emplearse a grandes velocidades de corte.

K-OIL no produce dermatosis, lo que supone una gran seguridad, mejorando la limpieza del taller.

Modo de Empleo

Se debe limpiar el depósito y los conductos de la máquina antes de su uso, manteniendo el circuito limpio de sustancias extrañas y residuos del mecanizado.

La mezcla puede variar según el tipo de metal y la velocidad de la máquina, como datos orientativos se pueden usar las siguientes dosis:

Para el torneado de aceros de fácil mecanización: entre un 5% y un 10%.

Para operaciones de fresado, aserrado, roscado, taladrado, etc.: un 10%.

Para operaciones de taladrado profundo y tornos automáticos: de un 10% a un 15%.

Se recomienda el empleo de agua de buena calidad

Aplicaciones

Su uso es adecuado en una amplia gama de metales y operaciones de mecanizado, que precisen una buena lubricación: torneado, fresado, roscado, taladrado, etc., protegiendo y prolongando la vida de las herramientas, reduciendo el calor y las vibraciones.

Conservación

Manténgase el recipiente bien cerrado. Consérvese en lugar fresco, resguardado de la humedad y ventilado.

Presentación

En envases metálicos de 200, 25 y 5 litros

.