SELLAKIM

Sellador, mineralizador, taponador de vías de agua.

SELLAKIM, es la solución definitiva para eliminar filtraciones de agua que pueden ir desde simples humedades hasta el taponamiento de vías de agua.

Descripción

SELLAKIM, es la solución definitiva para eliminar filtraciones de agua que pueden ir desde simples humedades hasta el taponamiento de vías de agua. Está formulado para conseguir una excelente penetración a través de poros y capilares de los materiales usualmente empleados en la construcción. SELLAKIM proporciona mayor rigidez a la superficie mejorando sus propiedades mecánicas.

Produce una reacción instantánea de cristalización, sellando los poros e impidiendo las filtraciones sin alterar la capacidad de transpiración. Es por ello que SELLAKIM, después de ser aplicado, no es tóxico. Es inodoro e impide la formación de salitre y desarrollo de manchas negras.

Modo de Empleo

Para eliminación de humedades en paredes y suelo:

1º.- Saturar de agua la superficie a tratar.

2º.- Aplicar el producto procurando un consumo de 250 a 300 c.c. por m2. Diluir 1:1 (una parte de SELLAKIM en una parte de agua).

3º.- Aplicar a brocha una lechada de cemento, que deberá extenderse uniformemente mediante movimientos circulares, valiéndose de esponja húmeda.(Lechada de cemento: A la cantidad de cemento que se estime necesaria, se le añadirá el agua de amasado, la cual estará compuesta de una cuarta parte de SELLAKIM y el resto de agua. Dicha lechada deberá tener la consistencia para poderla aplicar a brocha.)

4º.- Sobre la superficie anterior que deberá permanecer húmeda, extender nueva mano de SELLAKIM con un consumo aproximado al anterior, es decir unos 250 c.c. por m2.

OBSERVACIONES: Toda la superficie mineralizada deber quedar extendida de una forma uniforme.
Transcurridas 24 ó 48 horas observar, si bien por algún punto existe exudación, que en caso positivo
deberá repararse con polvo de cemento, en la forma descrita anteriormente.

También puede aplicarse según la técnica de DESECACIÓN DE MUROS mediante inyección del
producto.

Obra-nueva:

Todo lo anterior expuesto en la APLICACION PARA ELIMINACION DE HUMEDADES EN PAREDES Y SUELOS» es también‚ válido para el caso de prevenir y evitar humedades futuras en el caso de «obra nueva», si bien, y en la mayoría de los casos, basta una simple impregnación de SELLAKIM cuando la obra conserva aún suficiente humedad; y sólo en caso de que existan motivos fundados para pronosticar futuras humedades (corrientes subterráneas, nivel freático, etc…) se aplicaría la citada norma en toda su extensión.

Cuando se trata de prevenir humedades futuras y la aparición de eflorescencias, puede aplicarse el producto, cuando la obra conserva aún suficiente humedad.

Reparación de una vía de agua:

Este tipo de problema se presenta con frecuencia, siendo su intensidad muy variable, pudiendo ser su
cuantía desde la presentada por un poro, hasta la de constituir una importante vía de agua. La sistemática
a seguir es la misma en todos los casos, ya que la solución es conseguir el cegado de la vía, mediante el
empleo de cemento y SELLAKIM.

A.– Cuando la vía de agua es mediana, y no presenta una fuerte presión, puede reducirse total o parcialmente, sin el empleo de un tubo de drenaje. Basta preparar una mezcla de cemento y SELLAKIM (tres partes del producto y una de agua), y cuando se note que aumenta su consistencia, introducirla de golpe en el orificio, manteniéndolo presionado con la mano durante un minuto aproximadamente, continuando después el proceso de acabado descrito.

B.– Casos de vías de agua de cierta importancia:

1º.– Sanear los bordes y fondo del orificio, y por tratarse de una vía de agua importante, colocar un tubo de drenaje, obturando su zona limítrofe con una masa -tapón- de cemento y SELLAKIM (3 partes de producto y litro de agua).

2º.– Aportar al proceso una nueva impregnación de mineralizador, sobre la que se ha incorporado un mortero de relleno para reponer el volumen primitivo. Este mortero, puede estar constituido de una parte de cemento, dos de arena y agua de amasado con un contenido de una parte de mineralizador, y cuatro de agua.

3º.– Retirar el tubo de drenaje, taponar el orificio, y dar al final una capa de mineralizador y cemento en polvo, igualando la superficie.

OBSERVACIONES: Cuando la vía de agua es muy importante, tanto por su dimensión como por presentar también una notable presión, es necesario disminuir estos factores, estableciendo una canalización adecuada, empleando si fuera necesario una bomba aspirante. Una vez logrado lo anterior, hay que proceder a obturar desde la periferia hacia el centro en la forma descrita. En la mayoría de los casos, el empleo de un tubo de hierro o de plomo de dimensión adecuada, y fijado al orificio con el auxilio de esquirlas de ladrillo si fuera necesario, presenta las condiciones para realizar la obturación. En el caso de que el tubo sea de plomo, puede doblar y dejarlo empotrado y taponado, o eliminarlo taponando el orificio en la forma conocida.

Sellador de poros y microfisuras en piscinas, fuentes ornamentales, estanques, etc:

SELLAKIM se utiliza puro, añadiéndolo en el perímetro de la piscina, fuente o estanque, lo más próximo posible a las paredes de manera que, gracias a su densidad mayor que la del agua, vaya cayendo hacia el fondo, siendo la presión del agua la que guíe al producto hacia poros y microfisuras, en cuyo interior cristalizará y producirá un efectivo sellado.

Las dosificaciones dadas en los procesos descritos tienen un carácter orientativo, y es fruto de experiencias realizadas sobre materiales concretos. Sabido es que los materiales de la construcción son productos comerciales de calidades distintas, por lo tanto, la reaccionabilidad que pueden presentar al producto es también variable; por ejemplo: un cemento que amasado con SELLAKIM en proporción 1:1, nos da un producto prácticamente impermeable, otro tipo de cemento podría dar los mismos resultados reduciendo la proporción de mineralizador, y otro, en las mismas condiciones que el primero, podría presentar exudación.

Aplicaciones

Es útil para la eliminación de humedades en suelos y paredes, para prevenir y evitar humedades futuras, humedades procedentes del subsuelo, humedades procedentes de lluvia, protector de obras nuevas, impermeabilización de depósitos y para reparar vías de agua. SELLAKIM es el producto idóneo para sellar poros y microfisuras en piscinas, fuentes ornamentales, estanques, etc., en los que se producen pérdidas de agua por estos desperfectos, en la mayoría de los casos en las paredes.

Conservación

Manténgase el recipiente bien cerrado. Consérvese en lugar fresco, resguardado de la humedad y frio. El periodo de conservación es de un año si se conserva en condiciones óptimas.

Presentación

En envases de plástico de 25 y 5 litros.