K-PS

Tratamiento protector de superficies pétreas

K-PS es un tratamiento protector en base a disolventes que proporcionan importantes prestaciones al sustrato poroso, como por ejemplo la resistencia al aceite y al agua, y la repelencia a las manchas.

Descripción

K-PS es un tratamiento protector en base a disolventes que proporcionan importantes prestaciones al sustrato poroso, como por ejemplo la resistencia al aceite y al agua, y la repelencia a las manchas. Es un tratamiento duradero, que no daña ni cambia el aspecto de los materiales sobre los que se aplica.
Pertenece a una nueva generación de producto mejorado, al que se le ha incorporado disolventes de alto poder penetrante, para la protección de piedras porosas (mármol, granito, terracota, terrazo, gres no esmaltado, piedra natural, hormigón, etc.) basados en tecnologías sostenibles.
K-PS proporciona una alta repelencia a las partículas de suciedad, a los líquidos acuosos como café, vino, lácteos, a las sustancias oleosas como aceite, salsa, tintas, pinturas, a la cal y a los contaminantes medioambientales, facilitando por tanto que la suciedad se elimine fácilmente sin necesidad de utilizar agentes de limpieza abrasivos, evitando y eliminando contaminaciones ambientales.
K-PS cumple con el medioambiente, salud y seguridad. La base de su fórmula sostenible ha sido aprobada, sin restricción alguna, por la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos así como por los organismos de control medioambiental de otros muchos países.

Modo de Empleo

Las superficies a tratar deben estar secas. Por ello, antes de aplicar K-PS, es necesario limpiar y secar la superficie a tratar, para inmediatamente aplicar K-PS a brocha, rodillo o pistola hasta saturar la superficie. Después de 20 minutos de la aplicación es necesario quitar el producto que no haya penetrado mediante el uso de paño limpio y seco. Y así cuantas veces se repita el proceso. El número de capas depende de la porosidad de la superficie y de su absorción, recomendándose un mínimo de 2 capas. Se recomienda realizar pruebas preliminares de rendimiento, llegándose a necesitar en materiales con alta capacidad de absorción, la aplicación de 4 y hasta de 5 manos.

Los efectos hidrofugantes y repelentes al aceite comienzan a desarrollarse a las 24 horas y están completamente desarrollados a los 5 días, ofreciendo una protección duradera en el tiempo.
La resistencia a las manchas de K-PS depende del material tratado y la naturaleza de las manchas, es decir, tiene un periodo de eficacia contra las manchas para el agua de 8, 12 horas para el aceite hirviendo y entre 3 – 4 horas para el vino. En una superficie no tratada la mancha aparece al instante.
Aunque las superficies tratadas quedan protegidas, a diferencia de las no tratadas, se recomienda no demorar la limpieza de las manchas.
A temperaturas inferiores a 10 ºC, puede adquirir un aspecto más viscoso, lo cual no influye en sus propiedades ni en su finalidad. En este caso, y para que la aplicación sea más fácil, habrá que realizar una agitación del producto para que adquiera un aspecto más licuado.

Presentación

En envases de plástico de 25, 10 y 5 litros.

Aplicaciones

K-PS se emplea para tratamientos de suelos de piedra natural o sintética, baldosas cerámicas sin tratamiento vidriado, barro cocido, baldosas de terrazo, baldosas hidráulicas, etc. El tratamiento con KPS impide la adherencia de suciedades, y lo que es más importante, la penetración de la misma en los materiales indicados. Estos materiales quedan con sus propiedades decorativas inalteradas. También puede emplearse para protección de las encimeras de piedra de cocinas.

Conservación

Manténgase el recipiente bien cerrado. Consérvese en lugar fresco, resguardado de la humedad y frio.
El periodo de conservación es de un año si se conserva en condiciones óptimas.